La misteriosa mujer.
03. 3.
Print version Send feedback to the author Show comments (0)
Capítulo 3.

Tony miro con asombro a las dos mujeres que se asentaban a los pies de las tumbas de Shannon y Kelly. La joven era claramente Susan, la joven que había conocido días atrás en aquel bar, pero no era ese el nombre que había salido de la boca de la otra mujer, a la que aún no había podido ver el rostro. "-Ya está bien...Kelly, te prohíbo volver a verlo"- decía la mujer más anciana sin darse cuenta de la presencia de Tony en el lugar. "-No es eso mamá..."-decía Kelly muy nerviosa. "-¡Basta Kelly! ¿No te das cuenta? tu padre...tu hermano...tienen una vida y nosotras no tenemos ningún derecho a entrometernos en ella"-Dijo la mujer mayor al borde de las lágrimas. "-Tienes que entenderlo Kells, Shannon y Kelly Gibbs...están muertas ante los ojos de la sociedad estamos muertas...y nada se puede hacer."- continuo diciendo la anciana señalando a las dos tumbas delante de ella. Un sollozo ahogado hizo a las dos mujeres mirar hacia atrás, para encontrar a un muy pálido Tony DiNozzo. El joven miraba atónitamente a las dos mujeres ante él negando frenéticamente con la cabeza.- No...esto no puede ser cierto...tiene que ser una broma...-pensó el joven . "-Tony..."- Dijo la joven Kelly acercándose a él. "-¡No me toques!- exclamó el joven aún pálido por la vista que tenía ante él...
"-Tony cariño...escúchame... déjame explicarte..."-Dijo la mujer más anciana acercándose al joven, el que se apartó bruscamente en su toque. "-¿Mamá?"-Preguntó el joven frunciendo el ceño, Shannon se volvió a acercar al joven sonriendo. "-Esto...esto...tiene que ser una broma, ¿verdad Susan?"-Dijo el joven asintiendo con la cabeza..."-Y si lo es...no me está gustando"- continuó el joven diciendo levantando la voz con enojo. La más joven de las mujeres se acercó a Tony, el joven se apartó bruscamente de ella, cayendo al suelo y golpeándose la cabeza. Lo último que vio el joven antes de caer en la inconsciencia, fue las caras de unas muy preocupadas Shannon y Kelly Gibbs.


xxx


Como cada noche Gibbs se dejaba caer en su rutina, sótano, barco y bourbón, era una rutina simple...el ex marine se dejaba vagar por miles de recuerdos, era efectivo, sobre todo en días complicados, hoy era un día complicado, aún que fue un caso simple, un suicidio... Gibbs no podía entender como un joven tan valiente como el soldado Meyers, pudo acabar con su vida de la forma en la que lo hizo, lo tenía todo, juventud, trabajo, y toda una vida por delante con la que decidió acabar. Aún que le costaba reconocerlo, el ex-marine, había pensando alguna vez en acabar con su vida, fue aquella época en la que había perdido todo cuanto le importaba, su familia, Shannon y Kelly habían muerto y Tony...simplemente desapareció sin dejar rastro, Gibbs comenzó a trabajar en el NCIS, así sería más fácil averiguar el paradero de su hijo... palo tras palo, el destino caprichoso, quiso cambiar años después, cuando uno de sus casos se cruzó con el departamento de policía de Baltimore, donde encontró al joven detective Tony DiNozzo. Al principio Gibbs no lo conocía, ¿Cómo podía hacerlo? La última vez que lo vio era un pequeño niño...pero su instinto le decía que había algo...vagamente familiar en él y al fin y al cabo...¿Cuándo se equivocaba su instinto?
El intinto del ex-marine, hoy día se encontraba en estado de alerta, no entendía por qué...
Se había asegurado que todos y cada uno de sus agentes estuvieran en casa, sanos y salvos...todos menos...¡Tony!, maldita sea, ¿cómo pudo olvidarse de su hijo?
Gibbs se golpeó mentalmente la cabeza y cogió las llaves del coche para emprender su camino hacia la búsqueda de su hijo...


xxx


Las cosas por el cementerio no iban muy bien...Tony se había golpeado la cabeza y yacía inconsciente en el suelo, mientras Shannon y Kelly se convertían en más y más nerviosas con cada minuto que pasaba.
"-¡TONY!"-Gritó alguien rompiendo el silencio de la noche. Shannon reconocería esa voz en cualquier lugar...era la voz de Jethro...su Jethro.
"-Kelly, tenemos que irnos..."- dijo la anciana, mientras se apartaba del lado de su hijo.
"-¿Qué? ¿Por qué?"-Preguntó la joven muchacha, sin apartarse del lado de su hermano.
"-Kells...escúchame..papá está aquí...él se hará cargo de Tony, debemos irnos...no podemos entrometernos en sus vidas..."-La más anciana dijo besando dulcemente la frente de su hijo, la joven asintió y besó también en la frente, y muy dulcemente a su hermano, tras eso, ambas mujeres abandonaron el lugar con miles de lágrimas en sus ojos...


xxx


Gibbs había buscado por todos los lugares más frecuentados por su hijo, su apartamento, la tienda donde comparaba sus DVDs, incluso el bar y la pizzeria favorita del joven pero nada...no había rastro de él. El ex-marine no sabía donde más buscar...salvo... no, Gibbs no pensaba que Tony estuviera allí...vale que fuera el aniversario de la muerte de Shannon y Kelly...pero Gibbs no creía que Tony estuviera en el cementerio...pero...que se pierde por intentarlo, ¿verdad?
Con ese pensamiento, el ex-marine se dirigió al lugar donde descansaba parte de su familia.
Cuando Gibbs llegó se sorprendió al encontrar el Mustang de su hijo aparcado cerca de la puerta de entrada del cementerio, el anciano, se bajó rápidamente del coche y fue en busca de su hijo, el anciano se sorprendió al encontrar el lugar fantasmalmente vacío, frunció el ceño, "-¡TONY!"- gritó, nada...salvo el vuelo de algunos pájaros asustados se oyó...no fue hasta cinco minutos después, cuando los ojos entrenados de francotirador del ex-marine se percataron de un gran y voluminoso bulto en el suelo, el anciano se aproximó al lugar para confirmar sus temores, Tony yacía inmóvil e inconsciente en el suelo delante de las tumbas de Shannon y Kelly. Gibbs se acercó a su hijo y palmeó suavemente su cara"-¿Tony?" -preguntó el anciano con mucha preocupación.
Nada, salvo un gran silencio neutral fue la respuesta dada al anciano...